Suscríbete al Blog

APRENDIZ DE TODO, MAESTRO DE NADA

Hace años con el boom de lo digital y hoy día, con la explosión del #COVID, nos damos cuenta que la frase que titula este post debería dejar de ser tratada como peyorativa para serlo como una gran cualidad que todo trabajador debe poseer.


Pero no es nada nuevo, una vez más volvemos a retomar conceptos, vivencias, experiencias del pasado para nuevamente aplicarlas en nuestros días. Es el dichoso ciclo del conocimiento, de la vida, del ser y del existir.


Viajemos por ejemplo al Renacimiento italiano, para recordar uno de sus máximos exponentes; #LeonardodaVinci.


¿Da Vinci ya hablaba de la digitalización o del COVID?


No. No es eso. Pero sí hablaba del hambre de aprender, del aprendizaje continuo, la capacidad de abarcar conocimientos sobre diferentes campos. Arte. Ciencia. Humanidades. Y para referirse a ello utilizaba el término “#polímata”.




Y si, entiendo lo que podrás estar pensando, que Leonardo da Vinci era maestro de todo, pero al final es lo que acaba sucediendo. Cuando sabes mucho de muchas cosas, aprendes a interconectar, a entrelazar y encajar muchas perspectivas de un mismo conocimiento. No sólo con el conocimiento en sí, sino también con aptitudes y actitudes diversas. Aprendes a resolver situaciones complejas, y a eso se le llama #creatividad.



RESILENCIA y REINVENTARSE


Estas son dos de las palabras más famosas en estos últimos meses y también tienen que ver con el tema en cuestión. La primera casi nadie la conocía y de repente todos la usan como expertos (#resilencia se refiere a la capacidad de sobreponerse a momentos críticos y "adaptarse" a la nueva normalidad).


#Reinventarse la estamos escuchando miles de veces por las numerosas pérdidas de puestos de trabajo y la dificultad para encontrar uno tan específico como el que la mayoria desempeñaba. Y es que nos hemos especializado demasiado. Necesitamos saber de todo un poco, no sólo para encontrar o crear un puesto de trabajo nuevo, sino incluso para freír un huevo, para hacer pequeños arreglos en casa o para arreglar la bicicleta y desplazarnos.


Recuerdo un día. Era domingo. Quizá sábado. Pasaron bastantes años. Entraba en una de las conferencias sobre #creatividad y #publicidad que se celebraban en Barcelona, España. La gente se agolpaba en los pasillos y entrada del anfiteatro. Me senté tranquilo. Saqué mi libreta. Quizá se dijese algo interesante. A mi lado unos chicos conversaban. El encargado de dar la conferencia al parecer era alguien importante. Estaba trabajando en la postproducción de #SupermanReturns (2006). Tras alabar la calidad de los animadores 3D españoles una chica le hizo una pregunta interesante:


¿Si somos tan buenos, por qué las películas americanas tienen mucha más factura (calidad) que las españolas?


La especialización. - Respondió el ponente.


Y puso de ejemplo la película en la que trabajaba; - De hacerse en España, los pocos animadores 3D trabajando en el proyecto, serían los encargados de mover y darle textura al pelo de Superman, y a su capa, además de hacer las explosiones, crear fondos, modelar aeronaves, coches y barcos. También serían los encargados de preparar café y de limpiar la oficina por si llegan visitas, entre otras cosas. Son animadores #polivalentes, todos resuelven todo.


En DC Comics - continuó - tenemos a 6 animadores especializados para mover únicamente el pelo de Superman cuando vuela, otros 6 que se dedican a animar la capa, 10 expertos en animar explosiones, 2 para cuando son de gasolina, 2 para cuando son impactos de vehículos, otros 2 si lo que explota es cilindro de gas, 2 para aeronaves al estrellarse, y 2 para cuando explota un microondas, etc. Y luego supervisores de supervisores de supervisores para asegurar que todo es correcto. Son animadores expertos en áreas muy específicas. Expertos que se dedican 200% a una tarea concreta, a una tarea exacta. Si les pides animar algo diferente… no sabrán hacerlo con calidad.


Pues bien, hoy, esos animadores españoles podrán, si lo necesitan, conseguir un puesto limpiando oficinas, preparando café o haciendo cualquiera de sus habilidades, mientras que muchos (no todos, obvio) de los animadores especializados en Estados Unidos se estarán comiendo las uñas en espera de una película en la que se requiera sus servicios específicos.


Bienvenidos al mundo del aprendizaje eterno.


Carlos L. Ríos

elcreadordenubes



45 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Creatividad aplicada